Una mirada hacia el pasado: Ermita de San Antonio Abad

A mediados del siglo XX, debido al estado de dejadez de la ermita de San Antonio Abad, el techo de esta se derrumbo, provocando numerosos altercados, que acabó destruyendo el rico patrimonio arquitectónico de dicha ermita. San Antonio Abad era la sede de Nuestra Señora de los Dolores, de la localidad de Arcos de la Frontera. Debido al estado en la que se encontraba dicha ermita, tuvo que trasladarse la imagen de esta dolorosa a la iglesia de San Pedro.


Cuando fue trasladada a la iglesia de San Pedro, se estableció en una parte lateral de la actual capilla de la Soledad, así las dos dolorosas de San Pedro estuvieron por un tiempo en la misma capilla. 20 años después, la hermandad se reorganizó gracias a un grupo de cofrades de distintas hermandades, la cual se refunda bajo la titularidad de Nuestra Señora de los Dolores y el Cristo de los Remedios. Las primeras salidas procesionales se desarrollaban el Sábado Santo.

En la actualidad, la hermandad conocida popularmente como la del Silencio, tiene su estación de penitencia en la tarde del Jueves Santo. Durante el año 2010 se inician las obras de dicha ermita con el fin de ampliar el patrimonio cultural de Arcos de la Frontera y establecer la hermandad en la sede canónica de su fundación.



La hermandad del Silencio espera con ansias la completa restauración de la ermita con el fin de establecerse en su antigua sede. El regreso sigue todavía pendiente de un convenio con la Iglesia, que todavía no se ha podido cerrar.






















Información de: Jesús Gordillo Jaén 
Fotografías de: Antonio Jaén Sánchez y Jesús Gordillo Jaén


Comentarios

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

José Miguel González Morales realizará el cartel de la Semana Santa 2020 de Arcos es Cofrade

Detalles de la Procesión de la Cruz de Mayo de la Hermandad de la Vera+Cruz.

La Virgen de los Remedios de Jerez en una estampa histórica