Una mirada hacia el pasado: La Bofetada del Nazareno

Una de las historias más sorprendentes del libro de Manuel Perez Regordan, ''Historias y Leyendas de Arcos'' ocupa la sección de hoy. Cuenta en este libro, en una de sus tantas historias, que, hace muchos años, unos individuos quisieron destrozar por completo la imagen de Nº Padre Jesús Nazareno. El Nazareno se encontraba en su paso, ya que el suceso fue días después de Semana Santa, se encaminaron por la noche hacia el templo de San Agustín con el objetivo de destruir la imágen.
A la llamada de estos individuos salió la santera, a la que amenazaron de forma que no se atrevió a plantarles cara. Una vez ante el paso, los individuos pensaron en volcar el paso o quitar el santo, y accedieron a hacer lo ultimo pronunciado. Uno empezó a quitarle la cruz mientras que otro fue destornillandolo por abajo. Uno de ellos se monto en el paso y empezó a quitarle la cruz del hombro al Nazareno, mientras que el otro rebuscaba con desconocimiento y nerviosismo las tuercas que mantenian a la imagen.
Sin saberlo, el individuo que rebuscaba por la delantera del paso pulsó el resorte que hace mover el brazo derecho del Nazareno, con el cuál realiza la bendición todos los Viernes Santo al pueblo.
Su brusquedad hizo que fuese rápido el movimiento, dando la imagen con la mano en la cara del otro individuo que pretendia quitarle la cruz de su hombro. Sorprendidos por el movimiento de la imagen, emprendieron una veloz carrera hacia la calle al tiempo que gritaban asustados: ¡Milagro, milagro!
Después de todo lo que pasó, estos individuos luego fueron costaleros del Nazareno, una imagen que quisieron destruir y que luego portaron sobre sus hombros durante varios años.


Bibliografía: ''Historias y Leyendas de Arcos'' - Manuel Perez Regordan (1988)

Comentarios

Entradas populares de este blog

José Miguel González Morales realizará el cartel de la Semana Santa 2020 de Arcos es Cofrade

Detalles de la Procesión de la Cruz de Mayo de la Hermandad de la Vera+Cruz.

La Virgen de los Remedios de Jerez en una estampa histórica