Historias de un joven Cofrade: El Corazón cofrade de un Solaero; por Jesús Gordillo Jaén

Buenas a todos los cofrades, soy Jesús Gordillo Jaén, hermano de la hermandad de la Soledad desde hace escasamente un año y medio, pero aunque llevo muy poco tiempo como hermano oficial de dicha hermandad desde siempre he seguido sus pasos ya que en mi familia tengo dos hermanas que son de esta hermandad desde pequeñas.


Hoy, vengo a contaros como fue el día culmen de todo esfuerzo por parte de todos los hermanos de mi hermandad para que todo salga correctamente y ese día fue mi Viernes Santo.

Como he dicho antes hace muy poco tiempo que soy integrante de La Soledad pero desde el minuto uno que me hice hermano estoy participando en todos sus actos y es más también soy miembro del Grupo Joven de la hermandad, un grupo del que me siento muy orgulloso de él, por que para cualquier acto o representación de nuestra hermandad ellos, mis jóvenes están colaborando y espero que todo siga adelante porque si se continua trabajando Soledad tendrá un buen futuro y es lo que todos esperamos. Los jóvenes durante esta etapa guardamos muy bonitos recuerdos como fue el día que visitamos a las abuelitas de la Caridad o los días previos a la festividad de la virgen de las Nieves trabajando por la realización de la alfombra de sal. Gracias de corazón a todos los jóvenes porque hemos pasado momentos inolvidables, como es lógico también agradezco a los demás hermanos y a la junta de gobierno pero en especial a una joven que nos ha ayudado muchísimo, a Isabel Maria Rueda Muñoz.



Después de días de montaje de pasos, de limpiar toda la plata, de exornar ambos paso, llegó el día.

La noche antes me acosté pensando en el próximo día para rematar los últimos retoques, y cuando me levante llegó la mañana de Jesús y algo tradicional en mi familia es ir a verlo en el Barrio Bajo y tras dar la bendición, descanse un rato porque poco tiempo me quedaba para irme a San Pedro para encodar ciriales, subir cirios, en fin dar los últimos retoques, allí con tres jóvenes mas como son Fabián, Marta y Leti. Terminamos de prepararlo todo y solo nos quedaba esperar hasta las ocho para que San Pedro bajara con sus llaves para abrir la puerta de la gloria y todos los nazarenos salieran para realizar una exaltación de la fe. Solo puedo resumir ese tiempo de espera con nervios, estrés y muchos nervios porque todo saliera bien. un pensamiento de mi cabeza no se me quitaba “ ay mi soledad espero que este año si puedas ir como te mereces andar siempre de frente y como saben llevarte tus costaleros en condiciones porque llevan a la madre de Dios, a la madre de todos los solaeros”. Ese fue mi pensamiento todo el recorrido como ira mi Soledad, como habrá echo esa remira. El peso que llevaba no me importaba, no me molestaba quería llevarlo mas alto para que todo el mundo viera ese simpecado con la cara mas dulce de Arcos. Y baje corredera abajo llena de devotos y con segundo año consecutivo ha subido exactamente igual, abarrotada de gente. Ya estuve mas tranquilo y disfrute de mi día grande, siempre con sus pros y sus contras, pero debemos quedarnos con los pros y reunirnos para mejorar los contras y avanzar y seguir de frente. Pero como todo se acaba, cuando íbamos por las mercedarios me di cuenta de que quedaba poco para acabar esta estación de la vida de cristo, tenía ganas de verla entrar a su casa y es cuando en el corazón del cristiano cofrade estalla una emoción inexplicable. Pero acabo entrando ese palio de frente al yacente en esa pequeña urna repujada en plata con sus lágrimas de Soledad, y hay es cuando se renueva el ansia de todo cofrade para la espera de la próxima semana santa.
Un saludo: Jesús Gordillo Jaén


Comentarios

Entradas populares de este blog

José Miguel González Morales realizará el cartel de la Semana Santa 2020 de Arcos es Cofrade

Detalles de la Procesión de la Cruz de Mayo de la Hermandad de la Vera+Cruz.

La Virgen de los Remedios de Jerez en una estampa histórica